sábado, 6 de septiembre de 2014

Eco 20 y Foco Hiperecogénico

Que la ecografía de las 20 semanas es una de las más importantes, ya se sabe. 
Pero yo fui muy tranquila a la mía. 

Hasta ese momento todo había ido muy bien y aunque había tenido náuseas al principio del embarazo, no tuve ni un sólo vómito. Y lo que es más importante, el triple screening nos había dado muy buen resultado, con un nivel muy bajo "a pesar" de tener yo 36 años.  
Así que no íbamos preocupados, más bien con ganas de ver si ya nos confirmaban si era niño o niña y con idea de celebrar lo que nos dijeran comprando un conejito de peluche con un lazo beige que ya teníamos visto y que no habíamos comprado porque queríamos hacer algo simbólico que nos recordara el momento en que nos lo confirmaran. Una tontería, pero que nos hacía ilusión.

Al hospital fuimos acompañados por unos amigos muy cercanos (ambos enfermeros) y su peque de casi un añito y a la eco pasamos mi marido, mi amiga y yo.

La ecografía no me la hacía mi ginecóloga habitual sino un especialista y tras hacérnosla nos tocaba consulta con nuestra ginecóloga.

El día no acompañaba, gris, lluvioso... para rematarlo tuvimos que esperar que nos atendieran alrededor de hora y media y tras quejarnos del tiempo de espera decidieron pasarnos primero con nuestra ginecóloga. Con tan mala suerte que fue entrar en consulta y a los dos minutos llamarnos para la eco, con lo que nos tocó salir corriendo de allí (literalmente nos terminó atendiendo en el pasillo) porque la llamaron dos veces en menos de 5 minutos para que pasara ya a hacerme la ecografía.

El médico nos dijo que no hablaba mucho mientras hacía la eco, y que luego nos lo comentaba todo. Efectivamente, poco habló, pero lo poco que dijo... 

Nos mostró un puntito blanco en pantalla y nos indicó que era una calcificación en el ventrículo izquierdo, llamada también foco hiperecogénico (primer susto: ¿en el corazón?. Os lo podéis imaginar). 
Creo recordar, aunque puede que lo leyera después, que nos comentó que se solía reabsorber a lo largo del embarazo (un toque de tranquilidad). 
Y de ahí pasó a soltar la bomba: "pero esto, asociado a otros marcadores, se considera uno de los indicadores para el Síndrome de Down".

Os imagináis cómo nos quedamos ¿no?, a mi casi se me para el corazón. Y la cara de mi marido y de mi amiga, un poema...
Cuando ya me vestí y nos sentamos a hablar con él, le pregunte evidentemente si me tenía que hacer la amniocentesis, el test harmony o alguna prueba. Y me dijo que no, que para qué, que no pasaba nada. Me subió el índice de riesgo en el registro que llevan informatizado y luego me lo volvió a bajar, diciendo que no pasaba nada porque yo no tenía ningún otro indicador y además el triple screening había salido muy bajo en riesgo. 
Pero ¿realmente creeis que me quede tranquila? pues evidentemente no. Salí como en estado de shock.
Por cierto, que nos confirmaron que era niña. Pero eso, pasó a un segundo plano, ya que no teníamos ganas de celebrar nada.

He de decir que en este punto, el apoyo de los que te rodean, y cómo reaccionen ellos, es muy importante e influye decisivamente en tu forma de afrontarlo, independientemente de que tú te preocupes, que es lo normal.

Esa tarde fue bastante mala, venga a darle vueltas al tema, a discutir con mi marido si hacernos el test harmony o no y sobretodo pensando que estaba de 20 semanas y que el tiempo corría en contra nuestra en el caso de decidir sí seguiríamos o no adelante con el embarazo si nos dijeran que el bebé venía mal. Con lo que el tiempo contaba y mucho.

Viéndome así, mi marido llamó a un amigo que tenemos y que es un fantástico pediatra para que nos diera su opinión, y él, tras hablar con un compañero suyo cardiólogo, nos dijo que no nos preocupáramos, que incluso en su hospital no comentaban nada a los padres y les citaban a las dos semanas para repetirles la eco y que generalmente ya no aparecía. Con esto mi marido se quedó muy tranquilo, pero yo no tanto. Además nos citó en su consulta una semana y pico después para que nos viera el cardiólogo del hospital donde trabaja.

Me pasé toda la tarde y parte de la noche leyendo artículos en internet que me tranquilizaron bastante, ya que pude comprobar que era bastante habitual que apareciera el foco hiperecogénico y que desaparecía antes de que el bebé naciera, al menos en todos los casos que las mamás comentaban excepto en uno, pero incluso en ese le dijeron que el niño no tenía ningún problema ni que hacerse revisiones especiales ni nada. Incluso leí estudios médicos al respecto en los que se indicaba que la aparición de un foco hiperecogénico se consideraba, como me dijo el médico, un indicador del Síndrome de Down, si iba unido a otros marcadores, pero que hacía ya varios años que había dejado de considerarse así.
También leí estudios en ingles para comparar opiniones de distintos países.

Al día siguiente hablé con mi ginecóloga y le comenté lo que había pasado y que me quería hacer el harmony y ella me dijo que no lo veía necesario, confirmándome lo que había leído en internet respecto a que hacía años que ya no se tenía en cuenta. Me dijo que una amniocentesis, por el riesgo que conlleva, no me la mandaba porque no había justificación para ello, pero que si quería hacerme el test sanguíneo, que no conlleva ningún riesgo, era decisión mía, aunque no lo consideraba necesario.
Al final por tranquilidad decidí hacerme el test harmony que cuesta la friolera de 650 € pero que te da una fiabilidad mucho más alta (cercana al 100%) que el triple screening, y por no esperar más fuimos directos a unos laboratorios a hacerlo. Los resultados iban a tardar unos 20 días.

He de decir que el hacerme los análisis me tranquilizó mucho, aún teniendo que esperar a los resultados. Aunque con lo que nos dijo nuestro amigo pediatra me quedé mucho mejor, no lo hice tanto como mi marido, lo que fue causa de discusión en ese momento. Él veía innecesario el test y yo por un tema de cifras me lo quería hacer. A lo que me refiero es a que yo no soy para nada hipocondriaca, pero si me hablas de porcentajes prefiero que me des una fiabilidad del 99,9% (test sanguíneo) a una que va entre el 60 y el 80% (triple screening). Es cuestión de números. 
En este punto habrá quienes me entiendan y quienes no. 

También comentaros que cuando le pregunte al médico que me hizo la eco y a mi ginecóloga, si debía hacerme alguna de las pruebas, el primero me miró como si estuviera loca y la segunda casi igual, pero al teléfono. Pero es que ellos no entienden que una frase soltada así no significa lo mismo para alguien que se dedica a la medicina que para alguien que no lo hace y que además es el "paciente". 

Como resultado os diré que cuando fuimos al hospital donde trabaja nuestro amigo me comentaron que el foco ya no aparecía y que no me tenían que haber dicho las cosas del modo en que nos lo dijeron, porque ya no se consideraba así. Y cuando llegaron los resultados del test, el índice de riesgo era ínfimo con lo que también perfecto. De hecho en la ecografía 4D que he tenido hace apenas dos semanas, el mismo médico de la eco 20 me dijo que no veía el foco, aunque la niña tampoco se dejaba ver mucho por la postura. 

He de decir que tras lo que pasó en la eco 20, mi ginecóloga me dio opción a cambiar de médico ya que me tocaba el mismo para la eco 4D, pero no quise. Aunque fue bastante parco en palabras y se podía haber ahorrado decirnos lo que nos dijo, ya que es algo que antes sí se consideraba y ya no, me parecía que era un buen médico (había leído su CV) y en el fondo no me pareció antipático, no se, había algo que me inclinaba a no cambiarlo. Y en la 4D la verdad es que estuvo muy agradable, incluso bromeamos bastante. No se si fue porque tenía mejor día o por lo que había pasado en la anterior, puede que quizá por haber hablado con mi ginecóloga, pero me alegro de haber tomado la decisión de seguir con él. 

Creo que, a veces, es bueno dejarse llevar por la intuición.


Por tanto, futuras mamás, si os dicen en algún momento que vuestro bebé tiene un foco hiperecogénico, no desesperéis (aunque tampoco digo que os quedéis tan panchas). Informaros bien, que en realidad no es grave y preguntad mucho, aunque es cierto que en ese momento a veces te quedas tan noqueado que las preguntas no salen y te surgen después. Y aunque os digan que no es necesario, si os quedáis más tranquilas haceros el test sanguíneo, que aunque cuesta una pasta, aún quedan muchos meses de embarazo y hay que intentar llevarlos con la mayor tranquilidad posible.


Os dejo algunos de los enlaces (foros y estudios médicos) que consulté al respecto:

Foco Hiperecogénico: Artículo Revista Federación Argentina de Cardiología

Foro En Femenino (Foco hiperecogénico)

Foco Hiperecogénico


Feliz embarazo!!

Nadia






5 comentarios:

  1. Hola Alejandra!!
    Me acabo d leer entero tu blog... enhorabuena!!!
    Yo tb estoy en la ruber internacional pero tengo dudas respecto a mi ginecóloga. Tu a quien me recomiendas??

    ResponderEliminar
  2. Hola Rocío, yo soy Nadia, Alexandra es mi peque ��, todo el mundo se lía. A mí me vieron tres personas dado que daba a luz en pleno agosto. Busca el blog (La habitación de Alexandra) en Facebook y ponme un mensaje y te cuento con detalle.

    ResponderEliminar
  3. Te hisiste el amnio o el test? Fue el harmony o cual?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esperanza, la peque nació estupenda y sin ningún problema. El test que me hice era como el Harmony pero no recuerdo el nombre que le daban los laboratorios donde me lo hice. Aunque es lo mismo y cuesta igual. Si tienes cualquier duda o quieres hablar conmigo escríbeme por Facebook y te doy mi teléfono. Un abrazo

      Eliminar